Me asomo por la ventana otra vez
Siento que esta vez sí vas a llegar.
En cuanto se va oscureciendo el cielo
Las posibilidades de que vengas
Se van perdiendo.

¿Qué está sucediendo?
¿Dónde andas?

Miro el reloj
La espera se hace larga
Quiero verte y
Ni siquiera te comunicas.

Me siento mal
Ya no quiero esperar
Mi paciencia en un segundo
Podría terminar

¿Qué está sucediendo?
¿Dónde andas?

Me duelen las horas
En las que tengo que esperar.
Creo que se acerca el momento
En el que te tengo que olvidar.
Porque no puedo conformarme con esto.

El calendario me da una señal
Mi puerta para ti se está a punto de cerrar.
Te he ido a buscar y
No te puedo encontrar
Los mensajes que te envié
No me los has respondido.

Quiero saber si ya no vendrás
Aunque el silencio me da una señal
Suena el teléfono
Pienso que tú eres
Duele escuchar otra voz.
Ya es el colmo
Esperar un día más.

_____________________________________Lamento que la canción no tenga música. No he podido insertarle el audio.

Primero, les digo, que he vuelto a actualizar el blog. Les dejo una de mis canciones.
Gracias por entrar. Canción inspirada en toda esa gente que comete muchos errores.

TEMA: Empeorando el mundo
AUTORA: ROSA FLOR

He permitido inspirar lastima a los demás hacia a mí, me esforzaba porque así fuera; Me he sentido la victima del mundo, culpando a otros por mis desgracias, justificando mis errores, llorando por pequeñeces, sin recordar motivos mayores por los que otras personas han llorado.

He contribuido a empeorar al mundo, con envidia, odio, egoísmo, apatía, y lo he destruido poco a poco. Le he pedido a Dios que me ayude, pero no me esforzado porque así sea. Al menos aún me queda la conciencia, y no está muy tranquila.

Tan presa al vicio, cada día he pensado que voy a dejarlo mañana, pero me equivoco y he conseguido consuelo al pensar que hay personas peores que yo. Pero ya me cansé de vivir de esta manera. Tantas veces te dije que iba a cambiar, hasta llegar el momento en que dejaste de creerme.

He contribuido a empeorar al mundo, con envidia, odio, egoísmo, apatía, y lo he destruido poco a poco. Le he pedido a Dios que me ayude, pero no me esforzado porque así sea. Al menos aún me queda la conciencia, y no está muy tranquila.

Me ayudabas a empeorar cuando me tratabas así, cuando me dabas pescados sin haberme dejado enseñarme a pescar. Cuando eras tierna cuando no lo merecía…

Páginas vistas en total

Países que han visitado este blog: