Los típicos finales predecibles: