Consecuencias:


Sabías que si tomabas ese camino, te iría muy mal, y sin embargo, no te detuviste. Mentías y yo no te creía, sólo me preguntaba si esta vez estarías diciendo la verdad.
Te aferraste a mi compañía cuando yo estuve ausente, pero cuando estuve cerca, te causaba aburrimiento.  Pero ahora que estoy cansada de interpretar tus palabras y  tu silencio, comienzo a estabilizarme.

¿Hasta cuándo seguirás así? Intentando convencerme que me amas, pero a ella también le dices que es tu amor. ¿Hasta cuándo te comportarás bien? No eres ningún puberto.

¿Hasta cuándo seguirás así? Tomando la mentira como la manera más adecuada de salvarte de las consecuencias que tienen tus errores, de los cuales no aprendes. Mírate cómo estás y sigues con lo mismo. No esperes resultados distintos.

Caíste tan bajo, y ya te lo dije tantas veces. Usé cientos de adjetivos no lindos para referirme a ti. Por meses intenté tener respuestas a mis dudas, pero eso no era lo que importaba, sólo no escucharte, no saber sobre ti. Porque me tenías loca.

¿Hasta cuándo seguirás así? Intentando convencerme que me amas, pero a ella también le dices que es tu amor. ¿Hasta cuándo te comportarás bien? No eres ningún puberto.


Don Pepe cansado de trabajar más de 10 horas en una taquería, entre el calor y la miseria de sueldo, va a la tienda a adquirir algo que le hace sentir esperanzas de que dejará ese empleo, y le irá mucho mejor, ya que ni siquiera tendría que trabajar. Sacó de su bolsillo de pantalón un billete de $20 (Poco menos de 1.5 de dólar), y le dice los números a la vendedora, que participarán en el sorteo.
No estoy muy segura, pero los números que se usan van del 1 al 56; con esos se hacen combinaciones de 6 números sin repetición. Es decir, del 1 al 56, tendrás que formar un grupo, tomando sólo 6 números de esos.
En combinatoria esto más o menos se expresa así: (56*55*54*53*52*51) / (!6)
Ese !6 no significa que uno exclame al mentar el 6. El factorial de 6 es 720.
Entonces, el resultado de esa división nos da el número de combinaciones distintas en las que uno puede participar en el sorteo.

Esto me dio el resultado: 32468436 combinaciones (treinta y dos millones cuatrocientos sesenta y ocho mil cuatrocientos treinta y seis combinaciones).

Si compras una sola combinación, créeme que es tan difícil que te ganes el premio.
Sería más probable que un perro sonría. Tienes una deprimente posibilidad entre más de 32 millones. Así que, algo es algo. Pero si no compras el billete, más triste, pues la probabilidad sería del 0%. Pero menos coraje, porque no habrás gastado una buena parte de tu sueldo diario. 

Pese a que lo ha intentado demasiadas veces, Don Pepe no pierde la esperanza de atinarle a los números. Mientras tanto, se mantiene trabajando duro en los tacos.

¿Cómo ganarse el premio?

Sí, sí se pueda ganarse el premio; es un método seguro. Si hay 32458436 combinaciones posibles, tendrías que comprar 32458436 billetes con diferentes combinaciones. Es un método seguro, pero sale muy caro! 

Pese a que es tan difícil ganar, pues hay quienes lo han logrado, y ahora, ni se acuerdan de los pobres. 
Hay estafadores que prometen decirte el truco para acertar a los números. Pero no creas!!!! Sólo pregúntate: "¿Si fuera verdad de esa persona que te promete que ganarás la lotería, no crees que ya se hubiera ganado la lotería?
Al menos yo, si tuviera algún algoritmo para ganarme el premio, lo guardaría muy en secreto para mí.







Mientes con todos tus dientes
Te esfuerzas en que lo que dices parezca cierto
Con ese tono de voz sería probable que cayera en el error de volver a creer
Pero no quiero ni puedo.

Mientes como si fuera tu manera de salvarte de situaciones incómodas
Tu conciencia no te avisa a que te detengas
Es más fácil tomar como manera de salvación a la mentira
Tu conciencia no te impide dormir
Porque has tomado como parte de ti mentir y mentir.

Aunque a veces llegues a decir la verdad
Eso no lo sé
Prefiero no escuchar lo que dirás
Prefiero no tomar ese riesgo
Mi estupidez  me haga tomar la posibilidad
De que esta vez estés diciendo la verdad

Prefiero no creer
Simplemente dudar
Prefiero no intentar comprender
Prefiero simplemente aceptar que eres un simple mentiroso
Al que debo de ignorar

Prefiero no preguntar
Prefiero no especular
Prefiero no recibir ninguna explicación de ti
Prefiero simplemente desechar los tontos pensamientos



A eso le llamó "Adicción extrema". Llegar a apostar tu vida, es algo grave. En eso consiste el juego llamado RULETA RUSA.

¿Qué es eso?

Es un juego peligroso y clandestino que se suele jugar por lo regular entre dos personas, en el que uno de los dos participantes sobrevivirá y se quedará con el dinero o cualquier objeto de valor.
Se suele jugar en una mesa; uno de los jugadores toma un revólver, que puede ser de 5 o 6 balas, abriendo el tambor. En él se ponen de una a tres balas, y después el tambor se gira al azar, cerrándolo rápidamente, con la intención de que ninguno de los participantes del juego pueda ver en qué recámara las balas se encuentran.
Esto suena terrorífico. Los jugadores colocan la bola del cañón sobre su sien, esto por turnos, y aprietan el gatillo. Este juego termina hasta que una de las balas sea disparada, pero mientras no sea así, el juego continúa, y si, por ejemplo, uno de los participantes del juego aprieta el gatillo y no sale ninguna bala disparada, le pasa el revólver a su compañero, pero si éste se salva, el revólver pasará a manos del siguiente jugador, hasta que llegue el momento en que la bala le toque a alguien, y se muera.

¡Imagínate!

Desgraciadamente hay quienes juegan a eso. Pero cualquier adicción es peligrosa. Hay personas que tienen una fuerte adicción al juego, y a causa de eso, pierden sumas millonarias, y lo peor, hasta su vida.
Hace mucho vi el caso de un hombre que llevó a su familia a la ruina; perdió casa, coche, dinero. Tenía una esposa y un hijo. Llegó a un extremo de ser tanta su obsesión por ganar, que apostó su vida, y la perdió en la ruleta rusa.

Nunca juegues a eso!






Hace meses le hice una broma muy pesada a un camionero; le pagué, y no me subí al autobús.





No comprendo muy bien el significado del video, pero me gusta. =)







Aunque mañana se termine el fin del mundo, hoy sembraré manzanos en mi huerto...

Típico esto:
-¿Qué estás estudiando?.
-Mecatrónica.
-¿Meca qué?-
-Mecatrónica.
-¿Y eso qué es?-
-Es la unión de la mecánica, electrónica e informática.

Bueno, me desvié. Les contaré por si hay algún que otro estudiante de mecatrónica del país que sea, que entre a mi blog. O alguien que esté pensando en estudiar esa carrera.
Primeramente: NO se trata de ROBOTS precisamente.
Mucha gente cree eso; que la mecatrónica son robots; es como decir que estudiar medicina es hacer cirujías de corazón. ¡No! La robótica es una especialidad en la mecatrónica; así que, hay gran variedad de funciones en esa ingeniería. De hecho, aunque no lo veas así, los aparatos que usas, ya sea celulares, televisores, abanicos, licuadoras, etc. llevan Mecatrónica. Así que, deja de creer que tu vida se verá dedicada a programar robots.Hay gente sumergida en la ignorancia, que cree que no hay futuro en este país esa carrera; claro que lo hay! He visto sobresalir a compañeros de semestres avanzados en esto; pero, claro, tienes que ser bueno; no es cuestión de salir con el título, y saber decir: "How are you?", debes saber hacer, crear, razonar, innovar.
Y debo confesarle a ustedes que no me ha sido fácil esto; creo que desde que entré me la vi negras. Sólo espero lograrlo. Primero, luchando porque mi cerebro se enseñe a razonar, como la más linda de las artes.
Pero en fin, no pretendo abrumarlos hablándoles de mí, pues supongo que a nadie le importa mi vida personal.

Si te gusta la ingeniería mecatrónica, pues pregúntale: "¿Me gusta?". Si te gusta, pregúntate: "¿Soy apto?".
Y si no eres apto, eso lo sabrás después de intentarlo, y pregúntate: "¿Soy desciplinado?". Si tu respuesta es no, pregúntate: "¿Estoy dispuesto a intentarlo?". Y si es no, mejor ni te vayas a inscribir. Eso aplica con casi todas las ingenierías.

Saludos!



María: ¿Fuiste a la carreta de hot dogs de Doña Josefa? Me dijeron que te vieron.
Shakmuria: Déjame te cuento.
María: A ver, dime.
Shakmuria: Le tengo tanto coraje a Doña Josefa, por ser tan antipática, que le pedí dos hot dogs; ella los puso en la mesa, con su típica cara de poca simpatía; le pagué, y me fui... me fui sin habérmelos comido. Jajajajjajaaj. ¡Qué coraje le ha de haber dado!
María: (0_o)


Desidia, me has mentido muchas veces. Desde hace meses vengo pensando que el día de mañana iré al médico para averiguar por qué me duele frecuentemente la cabeza, pero ese día todavía no llega.
La desidia es embustera. ¿Cuántas veces no has dicho que mañana comenzarás a realizar alguna actividad? ¿Cuántos años has estado creyendo eso, pero todavía no lo haces?
¿Cuántos proyectos no hay por allí que la desidia ha impedido que se hagan?

Desidia, eres mala.
Alguna vez le dije a alguien: "Pronto te visitaré a tu casa". Han transcurrido años de eso, y no le he visitado todavía. ¿Puede ser posible tanta desidia?
¿Cuántos ingenieros, científicos, cantantes, médicos, la desidia no habrá impedido que existieran? Es como si te detuviera, como si consumiera tus energías, y te intente consolar diciendo: "Si no lo haces hoy, mañana será". Es el problema, que siempre buscamos sentirnos bien diciendo que otro día lo haremos; el problema, es que no nos damos cuenta, que el tiempo transcurre, pero cada día se te resta un día. ¿Cuántos días no se te han restado, y todavía no comienzas con lo que quieres realizar?

Desidia, todavía no consigo aprender a tocar algún instrumento musical, por tu culpa.
Todavía no soy experta en algo; estoy a medias en lo que sueño, y de allí no salgo.
Todavía no sé por qué diablos me duele la cabeza. Todavía no aprendo a programar, y eso no me tiene contenta. Desidia, quiero exterminarte; me tienes harta, y sin embargo, no me suelto de tus crueles cadenas.
El tiempo avanza, y la desidia me persigue.
Si quiero ser ingeniera, debo alejarme de sus crueles intenciones. Desidia, te odio.

El camino del éxito tendrá una enorme puerta con cientos de candados, mientras la desidia siga en mi vida.

Por: Flor.

A veces está bien reconocer que las personas somos algo idiotas, pero no creo que haya necesidad de ponerlo tan en evidencia. Mucha gente se luce usando el facebook para que todos se den cuenta que sus neuronas están atarantadas. Por eso casi no uso esa red social; y no es porque me amargue por el uso que le dan muchas personas, sino, porque esto es un blog, y pues me gusta tener variedad de temas.

El exhibicionismo es lo que explotan muchos en facebook. Les gusta que los demás se enteren hasta de lo que van a comer, y no me sorprendería que un día alguien dijera: "Tengo diarrea".
Lo que hacen es poner en evidencia su grado de idiotez. Sé que no soy tan inteligente, pero, ¿Qué necesidad tengo de dejarlo tan claro? Muchos se queman ellos mismos, y hay quienes han perdido hasta el empleo por andar escribiendo cosas indebidas, y lo más gracioso, hay quienes han ido a la cárcel, por confesar en esa red social sus fechorías. Lo que me causa más gracia es aquellos que tienen algún noviazgo o matrimonio, y cada decepción que sufren, la exponen ante todos en facebook; quitan la foto de perfil donde salen con su pareja, como queriendo vengarse, pero lo más gracioso es que, cuando se reconcilian rápidamente vuelven a poner la fotografía que anteriormente habían quitado; y así lo hacen unas 125 veces, mientras perdure su inestabilidad emocional.

Me pregunto: ¿No es mejor resolver los problemas en pareja, y si tienes algo que decirle a alguien, decírselo a ese alguien, y no es vez de eso en un estado de facebook?
Aunque no lo veas así, es como si muchas personas se dieran cuenta de tu vida privada. ¿No amas tu vida privada? ¿Te gusta que se enteren de cada vez que te rompen el alma u otra cosa?
¿Crees que con esos exhibicionismos vas a solucionar tus problemas?

El facebook no digo que sea tan malo, pero mejor cómprate un diario personal, o vete con el psicólogo.

Está comprobado que esa red social genera ansiedad. Muchas personas se enteran de cosas fuertes, dolorosas, a causa del facebook. Como una muy amiga mía, que descubrió las fotos de su novio con otra mujer, en Puerto Vallarta. Desde ese día, su ansiedad la llevó a revisar diariamente el facebook de la tipa con quien le fueron infiel. Y por ser tan tonta de andar leyendo lo que esa mujer escribía, sufría y sufría.
¿Qué  necesidad tenía de andar entrando a leer idioteces?  ¡Cómo era posible que las palabras de esa mujer le lastimaran! La culpa no es del facebook, es del uso que le demos, pero si no existiera ese facebook, habría menos estrés. Amiga, bien por ti que lo hayas superado.

Es como una maldita compulsión de seguir enterándose de cosas que simplemente ya no deben interesarte.
Si tu ex pareja se casó con alguien más, y quieres superarlo, es estúpido entrar al facebook de él o de su esposa, para enterarte cómo va su nueva vida, por dar un ejemplo.
¡Es tan difícil aplicarlo! ¡Es tan difícil aceptar que ya no importa saber más, que con lo que sabes es suficiente!

A veces es mejor guardar en secreto nuestro grado de idiotez. Es mejor estar callado y que piensen que somos tontos, que hablar y quitarles la duda.








No me gusta que me llamen gorda. Lo que me gusta es que, me llamen a comer.

(0_o)
Todos, todos vamos a morir; eso lo sé. Y siento miedo de recordar en que yo soy parte de ese "Todos."Curiosidad también, porque pese a que dicen que morir es simplemente dejar de vivir, sin ningún infierno, ningún cielo, de eso no estoy tan segura. Y quizá ni los muertos lo sepan.
Llevo 22 años siendo alguien, pero difícilmente lo seré durante 100 años. En un lugar donde se habla tanto de la muerte, y hay diferentes versiones, cada día me voy acercado a esa realidad. Habiendo tanta gente que no sabe que morirá mañana, deberíamos disfrutar más la existencia, sin tomarle importancia a cosas que realmente no importan.

Muchos no toman en cuenta que en cada segundo existe la posibilidad de formar parte de ese gran número de personas muertas. No es que esté en el destino, es que las cosas simplemente pasan.

Es que, hablar de la muerte causa tanto morbo. Te recuerda algo esto: "¿Quién crees que se murió?".
Cuando nos enteramos de quién, nos sorprendemos, debido a que los humanos aún no aceptamos que la muerte es parte de la vida. Nos negamos a esa realidad.
Pero es que, habiendo tantas, pero tantas maneras de morirse, estar sano es sólo una manera menos de salvarse de la muerte.
Esta entrada me inspiró en 3 muertes que ha habido en la escuela donde estudio, en menos de 2 meses, todos estudiantes de veintitantos. Porque pese a que sé que todos, pero todos vamos a morir, me sorprendí cuando me enteré de la muerte de un compañero de clase.



Me robaron todas las sillas de mi casa, y no saben cómo me siento.



Páginas vistas en total

Países que han visitado este blog: