Jamás creí que llegaría a suceder algo como lo que ocurre ahora, esta cuarentena por el covid 19. Cuando miraba películas de sobrevivencia, lo miraba algo como de ficción, algo lejano que nos fuera a ocurrir a los humanos. Sé que estuve mal por pensar así, pues somos tan susceptibles, tan mortales, habiendo tantas cosas que nos pueden arrebatar la vida, pero nunca contemplé pasar algo así. 
Hoy que tuve que ir al centro de la ciudad, miré un panorama desolador, triste, apagado. Me dio tristeza pese a esta contingencia, ver a gente haciendo su lucha por conseguir unos pesos, como al vendedor de mangos con chile, o al señor del crucero, vendiendo agua de sabor de litro. Jamás creí ver el centro de esta manera, en un día y hora, que normalmente hay mucha gente. Antes me molestaba tanto caminar por la banqueta, y que hubiese gente caminando tan lento, pero ahora ni eso, no hay casi gente. Espero que esto pase pronto; aunque no suelo hablar casi del coronavirus, para evitar el pánico, en verdad me aterra este panorama, me aterra que esté tan apagado el comercio, me aterra la crisis que se viene, me aterra la enfermedad a alguien de mis seres queridos, y también enfermarme yo. Pero trato de no pensar mucho en eso, pero a veces es inevitable, pues en todos lados se habla de eso.






Mi canal educativo secundario, tiene hasta este momento 537 suscriptores. Intenté monetizarlo, pero no cumple los requisitos aún. Y una de mis metas, es hacer crecer ese canal, y en 6 meses llegar a los 1000 suscriptores, y además, llegar a las 4000 horas de reproducción requeridas para la monetización, porque me encanta dar clases, pero un dinero extra no cae nada mal. Recibir esos aprox. 3000 mensuales de mi canal principal, me han sido excelentes. Pero aquí dejo evidencia de la situación actual de mi canal. En 6 meses, si todo va bien, escribiré un post sobre esto, para ver si se cumplió la meta. 

Hoy es domingo, 29 de Marzo, a la 1 a.m.

https://www.youtube.com/channel/UCBuuR0eMQe78XfSTSMfycWw





Cuando entré a estudiar la carrera de ingeniería hace años, lo hice llena de ilusiones; fue muy complicado terminarla, muy complicado egresar, y un factor fue el cambio de plan de estudios, que sacó a 3 materias del plan, por lo que tuve que realizarlas de manera autodidacta, atrasándome demasiado, haciendo que egresara ya vieja,  y haciendo que mi carrera se alargara por 7 años. Fue tan complicado, porque esa carrera que estudié no tiene materias sencillas, y además, quizá por no ser yo demasiado brillante, fue más difícil, pero la joven quiso estudiar ingeniería. No importara nada de eso, pero jamás pensé que hallar un buen empleo se me complicara tanto. 

Decidí cerrar un ciclo, después de estar casi 1 año dando clases en un colegio, y ahora, en el empleo que estoy, es tan diferente al anterior, en especial en el horario. Pero nada de eso importa, porque he decidido empezar de nuevo, no importa que esté empezando de abajo, pero tengo claro lo que será de mí. He decidido irme en un futuro,  al lugar donde pueda desarrollarme profesionalmente de lo que me apasiona, y no sólo eso, lo que me haga ganar bien. Irme a Tijuana. Para eso necesito trabajar duro, ahorrar suficiente, así que no importa lo dura que se me esté haciendo ahorita la realidad, será temporal, unos 7 meses, pero de nada sirve lamentarse por todo lo pasado, sino esforzarme más y más para cambiar mi situación. Ya qué importa si me atrasé en la carrera, si me siento vieja, si no soy demasiado brillante, voy a seguirme esforzando, pese al cansancio que llegue a sentir, seguiré estudiando más y más. Y me seguiré esforzando en la programación. Me he llegado a frustrar, porque cómo es posible que a la empresa que me postulé dos veces, y que he aprobado el examen de programación, no me den el trabajo; y supongo es la experiencia, un curriculum pobre, o falta de palancas; no lo sé, pero pues de nada sirve lamentarse; estoy cansada de sentirme estresada y preocupada; tengo que tomar riesgos, y salir de mi zona de confort. 

Los meses pasarán, ya quiero que pasen. No quiero seguir sintiendo esta presión del tiempo, cómo se escapa mi juventud, y yo sin un desarrollo evidente. También espero que en el lugar en donde estoy ahora, se me pueda dar la oportunidad de ejercer un poco de lo que estudié, pero supongo que primero tengo que escalar peldaños, empezar de abajo. Aunque mi plan A, es irme a Tijuana, Puebla o Querétaro, aunque también tengo plan B y plan C, pero claro, antes de todo, debo irme titulada, así que en estos meses presento el egel.  

No lo sé, ahorita no puedo dormir, y decidí escribir este post, mientras se renderiza el vídeo de Java que subiré a youtube jajaja. 

Inmortalizando en vídeo, la navidad pasada con amigos.


Páginas vistas en total

Países que han visitado este blog: